Blogroll

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Widget ofrecido por www.ayudaparamiweb.com

16 mar. 2016

La tragedia de la erupción del volcán Vesubio




La tragedia de la erupción del volcán Vesubio
Un terremoto causó graves daños a la ciudad de Pompeya (Italia) en el 63 d.C., y una erupción del Vesubio la destruyó en su totalidad en el 79 d.C. sepultándola junto con las ciudades de Herculano y Stabias.
Entre los aspectos más importantes de los descubrimientos destaca el grado de conservación extraordinario de los objetos encontrados. La lluvia de cenizas húmedas que acompañó a la erupción formó un sello hermético sobre la ciudad, conservando muchas estructuras públicas, templos, teatros, termas, tiendas y casas particulares. Además, entre las ruinas se encontraron los restos de más de 2.000 víctimas del desastre, incluidos varios gladiadores encadenados para que no se escaparan o se suicidaran.

Las cenizas, mezcladas con la lluvia, se depositaron alrededor de los cuerpos tomando su forma y éstos se conservaron aún después de que se convirtieran en cenizas. Los investigadores vertieron escayola líquida dentro de algunos de esos moldes y así se han conservado las formas de los cuerpos; algunas de estas figuras se exponen en el museo construido en la actual ciudad de Pompeya, cerca de Porta Marina, una de las ocho puertas de la ciudad. La mayoría de los habitantes escaparon a la erupción, llevándose sus efectos personales.



Volcanes








Qué es un volcán?
Un volcán es una colina o montaña que se forma alrededor de una fisura en la superficie terrestre de la cual salen expulsados diversos materiales del interior de la Tierra. Estos materiales se enfrían al entrar en contacto con la atmósfera, formando un gran cono. En la cima existe un cráter o depresión (orificio. En el interior se forma un tubo que es por el cual el magma asciende, este se llama chimenea. La gran presión que ejerce este líquido viscoso provoca que se desarrollen fracturas en las laderas, que tienen el nombre de conos adventicios.
Cuando una determinada cantidad de lava, ya en estado sólido, vuelve a caer en la chimenea, la erupción generalmente cesa.
La mayoría de los volcanes son estructuras compuestas, formadas en parte por corrientes de lava y materia fragmentada. El Etna, en Sicilia, y el Vesubio, cerca de Nápoles, son ejemplos famosos de conos compuestos. En erupciones sucesivas, la materia sólida cae alrededor de la chimenea en las laderas del cono, mientras que corrientes de lava salen de la chimenea y de fisuras en los flancos del cono. Así, el cono crece con capas de materia fragmentada y con corrientes de lava, todas inclinadas hacia el exterior de la chimenea.
Algunas cuencas enormes, parecidas a cráteres, llamadas calderas y situadas en la cumbre de volcanes extintos o inactivos desde hace mucho tiempo, son ocupadas por lagos profundos, como el Lago del Cráter, en Oregón, o por llanuras planas, como el amplio Valle Caldera en el norte de Nuevo México, ambos en Estados Unidos. Ciertas calderas son resultado de explosiones que destruyen el volcán en erupción por ejemplo: las islas volcánicas de Thera o Santorín, en Grecia, y de Krakatoa (también conocida como Rakata), en Indonesia, así como el Lago del Cráter. Otras se forman cuando la cámara subterránea de magma, vacía tras erupciones sucesivas, no puede soportar más el peso de la mole volcánica situada encima y se derrumba. Otro ejemplo de caldera volcánica, situada en la isla canaria de La Palma (España), es la Caldera de Taburiente, donde se mezclan los valles de barrancos con picos que destacan en los bordes de la caldera.
Muchos volcanes nacen en los fondos oceánicos. Por ejemplo el Vesubio y el Etna fueron, en sus principios volcanes submarinos que con el paso del tiempo emergieron a causa de la acumulación de material magmática.
¿Qué tipo de productos expulsa?
Los productos emitidos por un volcán durante la erupción se pueden dividir en tres clases: productos sólidos, roca fundida o magma gases. Los elementos sólidos que expele pueden ser piezas grandes (bloques), piezas intermedias (escoria, por ejemplo) y piezas finas como polvo, cenizas, etc. Estas ultimas son pequeñas gotas de lava que se han solidificado. Luego de que estas partículas caen en la superficie, pueden ser arrastradas por el viento a miles de kilómetros con respecto al lugar en que se produjo la manifestación volcánica.
El vapor de agua es el gas más abundante que larga un cráter debido a la existencia de aguas subterráneas. Pero también hay anhídrido carbónico, nitrógeno, anhídrido sulfuroso, hidrógeno, óxido de carbono, metano, azufre, cloro, sales amoniacales, etc. Los gases que se desprenden de la lava fundida pueden formar grandes nubes, las fumarolas.
¿Cómo es la distribución de los volcanes en el mundo?
Hay volcanes en casi todas partes del mundo. Se conocen alrededor de 600 que se encuentran en actividad o que lo estuvieron durante la época histórica.
Se encuentran localizados alrededor del Océano Pacífico, muchos de ellos se encuentran en actividad, todos forman lo que se denomina “Cinturón de fuego del Pacífico”. También se encuentran en una zona de hundimiento de placas formando una cadena montañosa en el Mediterráneo; en África como por ejemplo el Kilimandjaro, Kenia, Ruvenzori, etc. Además de estos lugares se sitúan en el Océano Atlántico sur formando una gran dorsal. Otros volcanes conocidos se encuentran en la franja transatlántica como el Vesubio, Stromboli, Vulcano, Etna, etc.
¿Cómo se clasifican estos fenómenos según el tipo de erupción?
Según este criterio, existen cuatro clases de volcanes principales: hawaiano, estromboliano, vulcaniano y peleano.
El tipo hawaiano se caracteriza por una lenta emisión de lava que fluye por el cono volcánico. No hay explosiones ni sacudidas violentas.
El tipo estromboliano se caracteriza por presentar explosiones sin demasiada intensidad.
La categoría vulcaniana presenta explosiones muy violentas en la que expele productos a gran altura. La lava, antes de fluir por las laderas, se solidifica y tapa el cráter impidiendo la salida de gases. La presión producida por los mismos, a la larga determinará una nueva erupción.
El último tipo es el que produce explosiones de gran violencia formando nubes ardientes compuestas por fragmentos sólidos y gases a elevada temperatura.
¿Qué provocan las corrientes de lava?

En algunos casos, en lugar de salir por la chimenea central, la lava puede derramarse por fisuras que se encuentran en los bordes del cono y extenderse a lo largo de varios kilómetros sobre la superficie terrestre. Esto hace que se formen estructuras basálticas (tipo de roca volcánica) que cubren cientos de kilómetros cuadrados.

Sonsoles A.S

9 ene. 2015

Los recursos del área Mediterránea





El Mediterráneo se comporta en la realidad geográfica como muy cosmopolita puesto que baña nada menos que a tres continentes : Europa por el norte, Asia por el este y, por el sur, África.


Se asienta en un clima realmente excepcional, en el clima Mediterráneo, único en el mundo ( entre los que conocen precipitación ) de veranos secos, además de calurosos y despejados : indudablemente es el clima más adecuado para la actividad turística de sol y playa.
Las características climáticas se dan en los litorales del Mediterráneo, con ciertos matices. Sin embargo, aún perteneciendo al ámbito turístico mediterráneo, no disfrutan de este tipo de clima ni las Islas Canarias, ni las costas búlgara, rumana y turca del Mar Negro. Éstas tienen un clima póntico, de veranos bastante similares meteorológicamente a los mediterráneos, pero de inviernos de netas connotaciones continentales.
Las temperaturas facilitan la actividad turística incluso en invierno, pues las aguas cálidas del mar las mantienen en valores muy suaves. En verano alcanzan valores elevados, incluso muy elevados. El clima mediterráneo medio ofrece en torno a 120 / 125 días de cielos totalmente despejados, y entre 70 / 80 totalmente cubiertos. Se explican con facilidad las cifras, medias, de 2500 / 2700 horas de sol al año.
Las precipitaciones, escasas por lo general, caen, con frecuencia, de forma torrencial, especialmente en otoño. Afortunadamente para el turismo de playa no se producen en verano.
Climáticamente aparece una faceta negativa : los vientos. Su acción es esporádica, si bien suficientemente perturbadora. En el Mediterráneo pueden soplar vientos del sur, a altas y muy altas temperaturas y, o muy elevada, o muy escasa, humedad; como el sirocco sahariano y el leveche, de agobiantes efectos fisiológicos. También aparecen vientos del norte, violentos y fríos como, por ejemplo, la tramontana en Cataluña y Baleares, el mistral en las costas francesas, la bora en las dálmatas de Croacia, etc. Cuando es temprana la aparición de estos vientos del norte, la temporada veraniega puede acortarse significativamente, con los subsiguientes perjuicios.
Los litorales de esta cuenca turística son homogéneos. Unos ofrecen costas bajas, con excelentes playas arenosas ( Costa Dorada, Costa Blanca, ... ), otras se muestras abruptas, rocosas, con acantilados ( Croacia, Riviera francesa, Costa Brava gerundense, ... ), otras están ocupadas por lagunas o zonas pantanosas ( Venecia, desembocadura del Ródano o del Danubio, ... ). La variedad y posibilidades de elección son otro factor físico favorable.
El paisaje vegetal climático es el típico mediterráneo : encinas, alcornoques, pino mediterráneo, extensos matorrales, plantas xerófilas ( madroños, acebuche, ... ) y muy variadas arométicas ( romero, lavanda, ... ).

En la geografía del Mare Nostrum nacieron, se desarrollaron y expandieron inicialmente, las tres grandes religiones del mundo : la judaica, la cristiana y la musulmana. Cada una de ellas ha dejado legados de inconmensurable valor.
Pero estos valores intrínsecos no serían suficientes por sí solos para explicar la potencialidad del Mediterráneo

9 abr. 2014

“Irún - Hondarribia 24,6 km.” 842,4 km






Donostia – San Sebastián.

“Irún - Hondarribia 24,6 km.” 842,4 km.


El primer estímulo que se recibe cuando se arriba, a través del monte Ulia, a Donostia-San Sebastián es la playa de Zurriola, hoy gobernada por los dos modernos edificios, el Centro Kursaal , los llamados ‘Cubos’ (1999) han sido uno de los últimos proyectos que se han hecho realidad en una ciudad que lleva más de una centuria acostumbrada a las excelencias urbanísticas. Desde que, a mediados del siglo XIX, se derruyeran las antiguas murallas que aprisionaban Donostia-San Sebastián y ésta fuera elegida como sede de los veraneos reales, la capital guipuzcoana experimentó una increíble metamorfosis. Fue entonces cuando pasó de ser un modesto pueblo marinero a una capital de provincia cuyas referencias estéticas eran grandes urbes europeas como París o Barcelona. 

El Camino de Santiago está documentado desde tiempos medievales: muchos de aquellos que marchaban a Santiago hacían un alto en el monasterio bajo la advocación de San Sebastián, situado en los mismos terrenos en los que hoy se levanta el Palacio Miramar. Antes de que el río Urumea fuera canalizado, también existió una encomienda templaria junto al actual puente de Santa Catalina, hoy desaparecida. La ciudad era una referencia para caminantes que evitaban el paso de los Pirineos para acceder a España, y su bahía la de La Concha, como si fuera un guiño al emblema jacobeo por excelencia, la coraza de la vieira se convirtió en un paraje a guardar en su retina…


(Documentación Libro La natulaleza del camino)

9 mar. 2014

Naturaleza en el Camino






Por el Camino nos esperan parques naturales, paisajes insólitos y zonas de un valor ecológico excepcional. Basta mencionar sólo algunos ejemplos, como las cumbres de los Pirineos y los fértiles valles del Ebro en Navarra y Aragón; los viñedos de La Rioja; o los acantilados, playas y rías que discurren por las costas del País Vasco o Cantabria. Los pastos y puertos de montaña destacan en la estampa de Asturias, mientras que en Castilla y León hallarás grandes llanuras y espacios como la Sierra de la Demanda.

Entrando ya en Galicia, te aguardan prados verdes y montes como los de los Ancares y O Courel. En ocasiones, incluso merece la pena hacer un alto en el viaje y desviarse un poco de la ruta para descubrir parajes tan singulares como el Señorío de Bértiz en Navarra, los Picos de Europa en Asturias o las cuevas de Ojo Guareña en Burgos.
Dentro de muy poco comenzaremos un viaje aquí en Naturaleza en estado puro que no podréis olvidar, recorreremos el camino juntos y nos centraremos en los paisajes, en la flora, en la fauna y en todo lo que nos rodea. 


Próximamente…



Publicarlo en Twitter

Crónica Evolutiva

El Tiempo

pronostico del tiempo Oliva

Sígueme por Email