Blogroll

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Widget ofrecido por www.ayudaparamiweb.com

28 jul. 2013

La desolación de un incendio.





Las causas son de diversa índole pero lo que está claro es que la causa principal de los siniestros se debe en el 97 por ciento de los casos a descuidos humanos, por accidente, intencionalidad o negligencia; pero fundamentalmente la utilización del fuego con fines agropecuarios.
Éstos se diferencian en tres grupos:

- Negligencias o descuidos (quema de pastos, actividades agropecuarias, aprovechamientos forestales, otros trabajos forestales, industrias, limpia de desechos de vía, fumadores, fogatas, excursionismo.
- Intencionados.- por indefinición de la tenencia de la tierra, obtención de autorizaciones para aprovechamientos forestales, uso del fuego para caza furtiva, rencillas entre particulares y/o comunidades
- Otras causas.- rayo, ferrocarril, líneas eléctricas, maniobras militares, vehículos y maquinaria en áreas forestales.
De cualquier forma que se haya propiciado el fuego, sigue siendo en el siglo en el que estamos una atrocidad, no solo para nuestros intereses monetarios si no para nuestro bien estar.

Terminamos esta pequeña entrada  del poemario inédito de Ferran Garrido.
Cuando el silencio ya no es paz, cuando el viento ya no es brisa, cuando la tierra ya no es tierra... solo nos queda gritar.

Cuando las voces ya están rotas, cuando los ojos ya no lloran, cuando el suelo ya es ceniza... solo nos queda el dolor.

Llamas que traen el anuncio de una luz abrasadora, precursoras de un final de sombras y ausencias. Cenizas que nos llevan a la nada, al silencio de una paz de polvo muerto, de sudor marchito, de lágrimas secas...

(Del poemario inédito de Ferran Garrido)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicarlo en Twitter

Crónica Evolutiva

El Tiempo

pronostico del tiempo Oliva

Sígueme por Email